Recomendaciones Generales. Comparador de Créditos Banxico

¿En qué me debo de fijar al contratar un crédito?

Para tomar una decisión informada debes comparar entre distintos productos de crédito y distintos oferentes. Al comparar, es importante que consideres:

  • El CAT y la tasa de interés: Entre más bajo sea el CAT más barato es el crédito.
  • El costo de las comisiones y seguros obligatorios: Algunos bancos no cobran comisión por apertura u ofrecen seguros sin costo. En el caso de tarjetas de crédito, muchas ofrecen seguros de varios tipos (ej. pérdida de equipaje, renta de auto, etc.) sin costo y algunas no cobran anualidad.
  • El plazo del crédito: Entre más largo sea el plazo, más intereses tendrás que pagar.
  • El monto del pago periódico: Es importante que tu ingreso sea suficiente para hacer tus pagos. Procura que tu ingreso sea al menos tres veces el monto del pago mensual del crédito.
  • Los canales a través de los cuales puedes pagar el crédito o la tarjeta: Poder pagar el crédito o la tarjeta a través de transferencias electrónicas o en establecimientos o sucursales cercanos a tu trabajo o domicilio te ahorra tiempo y reduce el riesgo de pagar tarde.
  • Los beneficios que te ofrece la tarjeta (ej. seguros, compras a meses sin intereses, puntos, descuentos).

¿Cómo sé qué crédito me conviene?

El que se adecue a tu necesidad (ej. monto requerido o beneficios buscados) a un menor costo (ej. CAT más bajo) y que se acomode a tu capacidad de pago.

Para elegir un crédito hipotecario revisa la sección ¿Cómo elijo un crédito hipotecario?

Para elegir una tarjeta de crédito revisa la sección ¿Cómo elijo una tarjeta de crédito?

Para elegir un crédito automotriz revisa la sección ¿Cómo elijo un crédito automotriz?

Para elegir un crédito de nómina revisa la sección ¿Cómo elijo un crédito de nómina?

Para elegir un crédito personal revisa la sección ¿Cómo elijo un crédito personal?

¿Qué plazo me conviene más?

El plazo más conveniente depende de tu capacidad de pago periódico. Es importante elegir un crédito cuyo pago periódico sea manejable, es decir, no exceda una tercera parte de tu ingreso del mismo periodo y que a su vez no sea de plazo demasiado largo. Recuerda que entre más largo sea el plazo, más intereses pagarás.

¿Puedo cambiar mi crédito de banco? ¿Cuánto me cuesta?

Algunos bancos ofrecen productos que permiten transferirles tu deuda de otro banco. Los tipos de créditos donde es más común transferir una deuda son los créditos hipotecarios (denominado pago de pasivos) y en tarjetas de crédito.

Por ejemplo, si tienes un crédito hipotecario y aún te faltan varios años para terminar de pagarlo, puedes buscar un crédito para “pago de pasivos” y comparar el costo de tu crédito actual con otras opciones.

Si estás buscando un crédito para transferir la deuda de tu crédito hipotecario actual, al hacer tu búsqueda de créditos hipotecarios selecciona la opción “Quiero transferir el saldo de mi deuda actual a otro banco”, así el comparador te mostrara productos de crédito hipotecario que permiten transferir una deuda actual.

En el caso de tarjetas de crédito, también hay productos que te permiten transferir tu deuda, en algunos casos con una tasa preferencial por cierto periodo de tiempo. Si estás buscando transferir la deuda de tu tarjeta actual a otra tarjeta, al inicio de tu búsqueda selecciona la opción de “Quiero traspasar el saldo deudor de mi tarjeta actual a otra tarjeta”.

Aunque transferir una deuda de un banco, o producto, a otro por lo general no tiene costo, el trámite puede ser algo tardado. Sin embargo, es importante considerar el beneficio a largo plazo, es decir comparar lo que pagarías en total si te mantienes con tu banco actual con lo que pagarías con el nuevo banco.

¿Por qué el CAT de publicidad, el CAT de contrato y el CAT de estado de cuenta no son iguales?

El CAT de publicidad se calcula para todos los productos bajo los mismos supuestos (ej. un monto de crédito y plazo determinado). Esto permite que los usuarios puedan comparar el costo de diversos créditos bajo los mismos supuestos de uso. El CAT del estado de cuenta no es útil para fines de comparación con otros productos pues es un indicador del costo del producto considerando el comportamiento de repago del usuario y características específicas del crédito. Por ejemplo, si un usuario se atrasa en el pago de su crédito, el CAT del estado de cuenta considerará los recargos o comisiones generadas.

El CAT de contrato considera las condiciones particulares del crédito que estás solicitando, este CAT es de utilidad para comparar entre alternativas; sin embargo, para poder comparar los CAT de contrato es necesario hacer el trámite de solicitud de crédito con cada banco y obtener el CAT de contrato de cada oferta, sin formalizar el contrato. Este puede ser un proceso tardado. Una manera más sencilla de comparar el costo de productos es usando el CAT de publicidad.

Otra alternativa es primero comparar todos los productos disponibles usando el CAT de publicidad y elegir dos o tres posibles productos para luego compararlos usando los CAT de contrato de cada uno de ellos.