Página de Banxico con información sobre las tarjetas de crédito que puedes solicitar en México.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

El banco establece una línea de crédito (o límite de crédito) para el acreditado (tarjetahabiente), le entrega una tarjeta a través de la cual éste puede usar el crédito otorgado, y establece una fecha de corte (día de cada mes en el que se termina la contabilización de los cargos del período). Cada período es mensual e inicia el día siguiente a la fecha de corte de un mes dado y termina el día de la fecha de corte del siguiente mes.

La manera en la que el tarjetahabiente usa el crédito es haciendo pagos de productos y servicios con la tarjeta. Los pagos que se hagan con la tarjeta durante cada período mensual se suman para determinar el saldo al final del período (asumiendo que no se cobraron comisiones ni intereses en el período). Los pagos que se hagan con la tarjeta se deducen del monto del límite de crédito establecido y a la diferencia se le denomina crédito disponible. El tarjetahabiente puede usar la tarjeta mientras su crédito disponible sea mayor a cero.

El tarjetahabiente cuenta con hasta 20 días naturales posteriores a la fecha de corte para devolverle (pagar la tarjeta) al banco ya sea el total del saldo al final del período anterior o al menos una parte del mismo. Si el tarjetahabiente devuelve al banco el saldo total del período antes de la fecha límite de pago (es decir dentro de los 20 días naturales posteriores a la fecha de corte) no paga ningún interés.

Es muy importante recordar que la tarjeta de crédito no es un ingreso adicional sino un préstamo que se tiene que pagar. Además, si el tarjetahabiente solo paga una parte del saldo al final del período, el saldo no pagado generará intereses que tendrán que pagarse al siguiente mes y que también se deducirán de su línea de crédito. Por lo tanto, en la medida en la que un tarjetahabiente no pague la totalidad de sus deudas cada mes, la cantidad de intereses que tendrá que pagar se incrementa.

Es también muy importante saber que el pago mínimo de cada mes no es lo mismo que el saldo total sino el pago mínimo que el tarjetahabiente debe hacer para que el banco no cancele su tarjeta de crédito. El pago mínimo normalmente, y dependiendo de cada banco, corresponde a entre el 2% y 5% del saldo total, por lo que los tarjetahabientes que sólo pagan el mínimo requerido al final del período pagan intereses por el resto del saldo no cubierto.

Finalmente, cuando el tarjetahabiente hace algún pago a su tarjeta, su crédito disponible se incrementa por el monto del pago realizado, pudiendo eventualmente ser igual a su límite de crédito original en el caso en que el tarjetahabiente no tenga ningún saldo pendiente.

Para saber elegir y usar mejor tu tarjeta de crédito, visita nuestra sección de buenas prácticas.

¿Cuántos tipos de tarjetas de crédito hay?

En el mercado existen más de 100 tarjetas con diferentes características, las cuales se pueden categorizar de diferentes formas.

La categorización más comúnmente usada es la "clase de la tarjeta," la cual puede ser básica, clásica, oro, o platino. Generalmente las tarjetas básicas y clásicas tienen límites de crédito menores que las tarjetas oro y estas últimas a su vez tienen límites de crédito menores que las tarjetas platino. En consecuencia, el ingreso mínimo para tener una tarjeta básica o clásica es generalmente menor que el requerido para tener una tarjeta oro, y a su vez el ingreso mínimo para tener una tarjeta oro es menor que el requerido para tener una tarjeta platino. Además, el costo de anualidad se incrementa en función de la clase de tarjeta, siendo las tarjetas platino las de anualidad más alta. Es importante saber que los bancos están obligados a ofrecer una tarjeta básica que no cobra ningún tipo de comisión, estas tarjetas, aunque no ofrecen muchos beneficios y por lo regular tienen límites de crédito pequeños, pueden ser una buena alternativa para aquellos tarjetahabientes que buscan ahorrar en el pago de comisiones.

Las tarjetas también se pueden categorizar por el tipo de beneficios que ofrecen. Existen tarjetas para clientes viajeros que ofrecen “puntos” o “millas” que se acumulan en función del gasto que se realice con la tarjeta; estos puntos pueden usarse para obtener descuentos en boletos de avión y hospedaje. Por otro lado, existen tarjetas que ofrecen descuentos en ciertos comercios al pagar con la tarjeta y aquellas que dan acceso a preventa de boletos para ciertos eventos.

Al momento de elegir una tarjeta, antes de considerar sus beneficios es importante conocer el costo (ej. tasa de interés, anualidad, y otras comisiones). Además, si no estás pensando en pagar el saldo total de tus compras al final de cada período es más importante que elijas tu tarjeta con base en la tasa de interés y no en los beneficios que pueda ofrecer. Es decir, los intereses que se pagan al no liquidar el saldo total de cada período por lo regular excederán el monto monetario de los posibles beneficios.

Otra categorización es el tipo de afinidad que tiene la tarjeta. Por ejemplo, la tarjeta puede tener afinidad con alguna organización civil, con algún establecimiento, con algún equipo de futbol, etc. En general, estas tarjetas ofrecen algunos beneficios para compras relacionadas con la organización a fin o bien, en el caso de afinidad con organizaciones civiles, el banco hace donaciones a esa organización con base en el nivel de uso del tarjetahabiente.

Es importante considerar que a menudo las tarjetas de afinidad tienen tasas de interés más elevadas que las tarjetas sin afinidad. Por lo tanto, al igual que en el caso de los beneficios, si no estás pensando en pagar la totalidad de tus compras al final de cada período, es mejor elegir la tarjeta con base en la tasa de interés y no en la afinidad.

Para saber elegir y usar mejor tu tarjeta de crédito, visita nuestra sección de buenas prácticas.

¿Cuánto cuesta tener una tarjeta de crédito?

El costo de una tarjeta depende en buena medida de la forma en la que la uses y la pagues. Si pagas el total de tus compras del período antes de tu fecha límite de pago (es decir, eres un tarjetahabiente “totalero”), no generarás intereses y el costo de la tarjeta será únicamente la anualidad pagada.

Si no pagas el total de tus compras del período antes de tu fecha límite de pago (es decir, eres un tarjetahabiente “no totalero”), el costo de la tarjeta dependerá del saldo no liquidado en cada período. En general, los intereses de cada período se calculan aplicando la tasa de interés al saldo promedio diario de tu deuda en ese período.

Por ejemplo, si en el día 1 de un período determinado inicias con una deuda de $3,000, posteriormente en el día 5 del período realizas una compra por un monto de $1,000 y en el día 20 del período pagas $2,000, los intereses se calcularán con base en un saldo promedio diario de $3,133 (ver sección ¿Qué es y cómo se calcula el saldo promedio diario?), esto es asumiendo que el período fue de 30 días. Suponiendo que la tasa de interés anual es de 37%, la tasa de interés diaria sería de 0.1027% (37% / 360). Así, los intereses del período se calcularían así:

$3,133 saldo promedio diario X 0.1027% de interés diario X 30 días del período = $96.6

Los intereses generan IVA por lo que el costo de la deuda en ese período serían los $96.6 más el IVA correspondiente.

Así, en el siguiente período, tu deuda inicial es de $2,112 ($2,000 + los intereses generados en el período previo). Asumiendo que no usas la tarjeta en el siguiente período y que pagas otros $1,000 pesos el día 20 del período, a la siguiente fecha de corte se te cargarían intereses sobre un saldo promedio diario de $1,745.3 pesos. Con los mismos supuestos de tasa de interés y número de días en el período, los intereses del siguiente período se calcularían así:

$1,745.3 saldo promedio diario X 0.1027% de interés diario X 30 días del período = $53.8. Así, el costo de la deuda en este nuevo período sería de $53.8 más IVA.

De esta forma, en la medida en que no pagues tu saldo total al final del período se generaran intereses cada período y el costo del crédito puede crecer bastante.

Adicionalmente a la tasa de interés y la anualidad, para el cálculo del costo es importante considerar el costo de las comisiones y los seguros que el banco pueda cobrar.

Para facilitar la comparación del costo de las tarjetas, el Banco de México diseñó un indicador de Costo Anual Total (CAT) de Publicidad que los bancos están obligados a informar a los consumidores. El CAT de publicidad es un promedio del costo anual y asume que el tarjetahabiente no se atrasa en sus pagos y usa el total del límite de crédito, considera la tasa de interés, el límite de crédito, y la anualidad de las tarjetas para calcular el indicador de costo total de la tarjeta.

Es importante mencionar que el CAT de Publicidad del producto, al ser un promedio, puede ser diferente al CAT de cada tarjetahabiente pues, como se mencionó anteriormente, el costo para cada tarjetahabiente depende del uso que se le da a la tarjeta. Sin embargo, para fines de comparación entre tarjetas, el CAT de Publicidad permite determinar que tarjetas son más baratas o más caras para aquellos tarjetahabientes que no pagan el saldo total de sus compras al final del período (no totaleros).

¿Qué es y cómo se calcula el saldo promedio diario?

El saldo promedio diario es el saldo sobre el que se calculan los intereses del período. Para calcular los intereses se multiplica el saldo promedio diario, por el número de días del período y por la tasa de interés diaria. Esto es:

Intereses del período = Saldo promedio diario * tasa de interes diaria * días del período

O bien, de forma equivalente:

Intereses del período = Saldo promedio diario * tasa de interes del período

Donde:

Tasa de interes diaria =
Tasa anual ordinaria / 360


Tasa de interes del período = Tasa de interes diaria * Días del período

Para calcular el saldo promedio diario se obtiene el saldo acumulado del período y se divide entre los días del período. Para obtener el saldo acumulado se suma el saldo de cada uno de los días del período. El saldo de cada día es igual al saldo del día anterior más los cargos del día actual menos los abonos del día actual. Por ejemplo, si en el día 1 del período se tiene un saldo de $1,000 pesos y durante el período no se realizan más cargos ni abonos, el saldo de cada día se mantendría igual a $1,000 pesos, el saldo acumulado del período sería igual a $1,000 X 30 días, y el saldo promedio diario sería $1,000 X 30 días entre 30 días, esto es $1,000 pesos. Esto quiere decir que durante cada día del período se tuvo un saldo promedio de $1,000 pesos.

Un segundo ejemplo, supongamos que inicias un período determinado con una deuda de $3,000, en el día 5 del período realizas una compra por un monto total de $1,000 y en el día 20 del período pagas $2,000. La siguiente tabla muestra los saldos acumulados durante el mes:

Día del período Cargos($) Pagos($) Saldo diario($)
1 - - $3,000
2 - - $3,000
3 - - $3,000
4 - - $3,000
5 $1,000 - $4,000
6 - - $4,000
7 - - $4,000
8 - - $4,000
9 - - $4,000
10 - - $4,000
11 - - $4,000
12 - - $4,000
13 - - $4,000
14 - - $4,000
15 - - $4,000
16 - - $4,000
17 - - $4,000
18 - - $4,000
19 - - $4,000
20 - $2,000 $2,000
21 - - $2,000
22 - - $2,000
23 - - $2,000
24 - - $2,000
25 - - $2,000
26 - - $2,000
27 - - $2,000
28 - - $2,000
29 - - $2,000
30 - - $2,000

Así, el saldo acumulado de todo el mes es de $3,000 X 4 días + $4,000 X 15 días + $2,000 X 11 días = 94 mil pesos. Y el saldo promedio diario se obtiene al dividir el saldo acumulado del mes entre el número de días del período. Esto es:

Saldo promedio diario =
Saldo acumulado del período / días del período
=
$94,000 / 30
= $3,133.3


¿Qué es el pago mínimo?

Es la cantidad mínima a pagar cada período para considerar que el tarjetahabiente está al corriente en sus pagos. Al hacer el pago mínimo el tarjetahabiente evita que se le cobren intereses moratorios (aunque sí pagará intereses ordinarios), que se le cobre penalización por falta de pago y en su caso que el banco le cancele su tarjeta. Por regulación, el pago mínimo debe ser por lo menos el monto que sea mayor de las siguientes dos cantidades:

  1. a. 1.5% del saldo deudor más los intereses e IVA correspondiente.
  2. b. El 1.25% del límite de crédito.

Si el saldo deudor es menor al máximo de los cálculos anteriores, el pago mínimo debe ser igual al saldo deudor.

Como se puede observar, el pago mínimo solo cubre una fracción mínima del saldo deudor y por lo tanto implica que el tarjetahabiente pagará intereses por la mayor parte del saldo. Así, entre menor sea el pago realizado, mayores serán los intereses que se tengan que pagar y más tiempo te tardarás en terminar de pagar tu deuda. En general, el costo de la tarjeta en el tiempo se puede reducir considerablemente incrementando el monto pagado cada mes. Para más detalle, revisa la sección de buenas prácticas para el uso y contratación de tarjetas de crédito.

¿Qué son los meses sin intereses y las promociones a tasa preferencial?

Uno de los principales beneficios de las tarjetas de crédito es la posibilidad de hacer compras a “meses sin intereses.” Las promociones a meses sin intereses permiten liquidar el valor del bien o servicio adquirido en un plazo diferido a meses sin generar intereses.

Algunos bancos también ofrecen promociones a tasa preferencial, es decir permiten hacer compras a plazo con una tasa de interés menor a la que normalmente cobran. En este caso, la manera de cobrar los intereses depende del banco; sin embargo, por lo general se genera una tabla de amortización considerando el monto del bien, la tasa preferencial y el plazo acordado. Esta tabla de amortización define el monto que el tarjetahabiente debe pagar cada mes.

Es importante mencionar que tanto en el caso de promociones a meses sin intereses como de promociones a tasa preferencial, si el tarjetahabiente no paga la totalidad de la mensualidad acordada en cada período, el monto no pagado generará intereses como cualquier otro saldo sin promociones.

¿El monto de las promociones está incluido en el pago mínimo?

No, el pago mínimo sólo considera el monto de las compras que se realizaron sin ninguna promoción y, en su caso, de los intereses del período. Por lo tanto, es importante que el pago realizado incluya el menos el pago mínimo más el monto de la mensualidad de los cargos a meses sin intereses y a tasa preferencial.

En caso de que se tenga saldo de promociones sin intereses o promociones a tasa preferencial y solo se realice el pago mínimo, el saldo de promociones correspondiente al período generará intereses a pagar en el siguiente período.

¿Cuáles son las comisiones más comunes en tarjetas de crédito?

La siguiente tabla muestra las comisiones más comunes en tarjetas de crédito:

Nombre de la comisión Descripción
Anualidad de tarjeta titular Comisión que se cobra anualmente por la tenencia de la tarjeta titular.
Anualidad de tarjeta adicional Comisión que se cobra anualmente por la tenencia de cada tarjeta adicional.
Disposición de efectivo en cajero Comisión que se cobra por retirar dinero en efectivo a cargo de la línea de crédito usando la tarjeta de crédito en un cajero automático. Se cobra como un porcentaje del monto retirado .
Disposición de efectivo en ventanilla Comisión que se cobra por retirar dinero en efectivo a cargo de la línea de crédito a través de una ventanilla bancaria. Se cobra como un porcentaje del monto retirado.
Reposición de tarjeta por robo o extravío Comisión que se cobra por reponer una tarjeta robada o extraviada. Normalmente, la reposición por desgaste no tiene costo.
Penalización por pago tardío Comisión que se cobra por realizar el pago después de la fecha límite de pago del período actual, pero antes de la fecha de corte del siguiente período.
Penalización por falta de pago Comisión que se cobra cuando el pago del período no se realiza antes de la fecha límite de pago del período actual, ni antes de la fecha de corte del siguiente período.
Aclaración improcedente Comisión que se cobra por aclaraciones de cargos no reconocidos que, después de la investigación, resulta no procedente.

Adicional a las comisiones mostradas en esta tabla, aunque no es común, algunos bancos cobran comisiones adicionales como comisión por acceso a banca por Internet o banca móvil o comisión por la recepción de cargos recurrentes.

Es importante mencionar que el monto de las comisiones es diferente entre bancos y que no todos los bancos cobran las mismas comisiones. Además, existen un buen número de tarjetas que no cobran anualidad.

¿Qué beneficios me ofrece una tarjeta de crédito?

La tarjeta de crédito es un medio de pago de alta aceptación, es decir, casi cualquier comercio formal acepta tarjetas de crédito como medio de pago. Así, uno de los principales beneficios es la capacidad de solventar algún imprevisto financiero para el cual no se tenga la liquidez de forma inmediata.

Las tarjetas de crédito, si se usan adecuadamente, también sirven para gradualmente construir un buen historial de crédito. Es decir, al usar la tarjeta de crédito y pagarla a tiempo vas generando un buen historial en el buró de crédito, lo cual te permitirá acceder a otros tipos de créditos, por ejemplo, un crédito para comprar casa o auto, cuando los necesites.

La tarjeta de crédito puede ser un medio de financiamiento muy barato si pagas cada período el saldo total de tus compras. Por ejemplo, si tu fecha de corte es el día 20 de cada mes, al comprar algo con tu tarjeta de crédito el día 21 del mes, podrías liquidarlo hasta 50 días después (30 días del período más los 20 días naturales posteriores a la fecha del siguiente corte). Además, si tomas promociones a meses sin intereses, puedes comprar bienes o servicios que quizá no podrías comprar de contado y pagarlos a cómodas mensualidades sin intereses.

Muchas tarjetas ofrecen beneficios adicionales tales como el otorgamiento de puntos o millas que se pueden canjear por descuentos en boletos de avión, por productos de catálogo que ofrezcan los bancos, o en algunos casos, por dinero en efectivo. Algunas otras te permiten acceder a preventas para diferentes tipos de eventos.

Finalmente, algunas tarjetas ofrecen diferentes seguros de viaje (ej. pérdida de equipaje, de vida, cancelación o demora de vuelo, etc.), garantía extendida en los productos que se compren con la tarjeta, seguro para rentar automóvil, entre otros.

¿Qué debo hacer para elegir y aprovechar mejor una tarjeta de crédito?

Para saber elegir y usar mejor tu tarjeta de crédito, visita nuestra sección de buenas prácticas.